fbpx

64% de los chilenos creen que los sindicatos son indispensables para la democracia

Mientras que un 48% indicó que la existencia de los sindicatos mejora las relaciones con el empresario.

Un fuerte respaldo recibieron los sindicatos según el último Barómetro del Trabajo realizado por Market & Opinion Research International (MORI) y la Fundación Instituto de Estudios Laborales (FIEL). Los resultados de unaencuesta realizada cara a cara a mil personas representativas de la población nacional adulta (18 años o más) entre los días 8 y 19 de noviembre, reflejan que el 64% de las personas consideran que los sindicatos son un actor “indispensable” para la democracia, en un contexto de estallido social que ha puesto en el centro del debate nacional las reglas del juego democrático del país. Un dato alentador para los sindicatos considerando que, según esta encuesta, existe mucha desconfianza al conjunto de organismos asociados al poder dentro de regímenes democráticos, tales como el Ministerio Público (10%), Gobierno (8%), Ministerio del Trabajo (7%), el Congreso Nacional (6%) y los partidos políticos (5%).

Adicionalmente, el 48% de los encuestados indicó que la existencia de los sindicatos mejora las relaciones con el empresario, lo que redunda en que la mayoría de las personas considera importante la unidad de los trabajadores para defender sus derechos.

A la luz de estos datos, para los encuestados los sindicatos resultan ser un pilar importante en el país y, de modo deductivo, también dentro de las empresas ya que, en términos generales, la mayoría sostiene que la ley laboral no protege a los trabajadores (61%), su trabajo es poco o nada valorado (84%), la calidad del trabajo es baja (79%) y además es mal pagado (94%).

En cuanto al proyecto de rebajar la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, idea respaldada por el Sindicato del Metro, el 75% está de acuerdo con esta medida.

Contingencia y estallido social

El 85% de los encuestados manifiesta estar de acuerdo con las protestas que se han intensificado desde el estallido social ocurrido el día 18 de octubre en todo el país. En ese contexto, en una pregunta abierta, para el 51% las demandas dicen relación con mejoras en los sueldos y subir el salario mínimo; para el 44% con mejorar y subir las pensiones; para el 38% con eliminar las AFP;  para el 37% con mejorar la calidad de la salud pública; entre otras. Por eso, no es de extrañar que para la mayoría de los consultados la salida a esta crisis pase por mejorar/subir los sueldos (28%) y mejorar/subir las pensiones (21%).

Frente a esta última tarea, el Sindicato de Metro dio avances significativos en su última negociación colectiva al subir los salarios de los socios a través de los reajustes, la mejora de los bonos y aguinaldos existentes y la creación de nuevos beneficios económicos. Asimismo, en materia previsional, el establecimiento inédito dentro de Metro del Ahorro Previsional Voluntario (APV), el que apunta a mejorar las pensiones de los futuros socios jubilados.

Por último, en cuanto al debate constitucional, el 82% opina que es necesario cambiar la constitución política, y el 56% estima que la vía para ello es la asamblea constituyente. Sobre estos dos aspectos, el Sindicato de Metro ha mostrado su respaldo y se sumó al llamado de reflexionar en espacios abiertos sobre la necesidad de cambiar la constitución política a través de una asamblea constituyente, ejercicio materializado en el primer cabildo de Metro realizado en la sede sindical el día 14 de noviembre (ver nota aquí).

Revise a continuación el Barómetro del Trabajo completo.

Descargar (PDF, 617KB)