Sindicatos del metro llaman a protestar contra la crisis y el colapso operacional del servicio

La manifestación se realizará este miércoles 5 de enero a las 9.30 de la mañana en el frontis del edificio corporativo, como llamado de atención a la actual Administración y a la ciudadanía. 

Temor y agobio son parte de las emociones que señalan vivir día a día las y los trabajadores del Metro debido a la falta de seguridad en las estaciones y la intensidad laboral de cada jornada en todas las áreas de trabajo. Estas problemáticas se han visto intensificadas sin descanso a raíz del modelo de gestión laboral implementado por la Administración de Metro, el cual se ha basado en acrecentar la carga laboral mientras se disminuye la dotación; es decir, menos trabajadores para laborar, pero más trabajo para quienes van quedando en los puestos.

Frente al colapso operacional provocado, además, por los más de 1.500 despidos de trabajadoras y trabajadores del subcontrato realizados durante la pandemia y la polifuncionalidad de cargos, el Sindicato llama a todos los y las trabajadores de otros sindicatos, incluyendo a aquellos del subcontrato, a protestar contra el modelo operacional impuesto unilateralmente por esta Administración. Cabe destacar que a este llamado ya se plegaron oficialmente los sindicatos 2 y 7 del Metro.

La manifestación se realizará mañana miércoles 5 de enero a las 9.30 horas en el frontis del edificio corporativo de Metro de Santiago, donde se espera se convoquen trabajadores(as) de todas las áreas con cualquier elemento para hacer ruido: silbatos, bombos, tambores, cacerolas o lo que esté a su alcance.

Tras las reuniones realizadas con los representantes y delegados sindicales, se llegó a una síntesis de cuatro puntos acerca de las molestias y precariedades más comunes para las y los trabajadores de Metro:

1. La molestia generalizada entre operarias y operarios debido a la falta de seguridad en el sistema operativo diseñado por la Administración de Metro, la que se ha visto agudizada por los problemas relacionados con el comercio ambulante en las estaciones de la red.

2. La excesiva explotación laboral a trabajadoras y trabajadores de todas las áreas como consecuencia de un modelo de gestión laboral implementado desde arriba, el que se traduce en la fusión de cargos (polifuncionalidad) y la escasez de personal de contacto en las estaciones (especialmente reflejado en el masivo despido de trabajadores(as) del subcontrato, sobrecargando las tareas de la planta). En síntesis: contar con menos trabajadores(as) para la realización de más trabajo.

3. El nulo diálogo social con las y los dirigentes sindicales para abordar estos temas, lo que ha demostrado el carácter autoritario de esta Administración, la que no proyecta la empresa junto a las y los trabajadores.

4. La ausencia de la opinión y percepción de las y los trabajadores frente al proceso de automatización en el Metro, que lejos de aliviar la carga laboral, ha implicado más trabajo y más precarización laboral.

Se prevé que la manifestación convocada para este miércoles afecte a usuarias y usuarios del tren urbano, que no contaran con el servicio ante cualquier eventualidad.